SUSPENSIÓN

El amortiguador es el elemento principal del sistema de suspensión de un automóvil.

Se presenta bajo la forma de un elevador lleno de aceite en el cual se coloca un pistón perforado. El tamaño de la abertura del pistón, así como la viscosidad del aceite, determinará el nivel de firmeza del amortiguador.

Los amortiguadores se sustituyen, de media, cuando se recorren entre 70.000 y 150.000 km, dependiendo de las recomendaciones del fabricante. No obstante, según el tipo de conducción y de entorno, el desgaste puede ser superior para un mismo vehículo. A modo indicativo, un uso urbano o sobre carreteras degradadas desgasta más rápidamente los amortiguadores que un uso en carretera o autopista.

De forma general, cuando un vehículo pierde el confort durante la conducción y su manejabilidad en carretera, es probable que los amortiguadores ya estén desgastados y deban sustituirse.

© 2015 Autozona Costa Rica